El 4 de junio la región Carbonífera de Coahuila se volvió a cubrir de luto: siete trabajadores fallecieron en una mina del municipio de Múzquiz.  Después de Pasta de Conchos en 2006, al menos otros 122 mineros perdieron la vida en explosiones, derrumbes o inundaciones. Ésta es la historia de cómo en esta zona del estado la muerte en las minas es una tragedia que se hereda de generación en generación

• Texto:
Francisco Rodríguez y Jesús Peña
con información de Armando Ríos
• Fotografías:
Omar Saucedo y Héctor García
• Gráficas y Mapas:
Salvador Barron Medina
• Ilustración y Diseño:
Edgardo Barrera
• Video:
Humberto Casas

El 4 de junio la región Carbonífera de Coahuila se volvió a cubrir de luto: siete trabajadores fallecieron en una mina del municipio de Múzquiz.  Después de Pasta de Conchos en 2006, al menos otros 122 mineros perdieron la vida en explosiones, derrumbes o inundaciones. Ésta es la historia de cómo en esta zona del estado la muerte en las minas es una tragedia que se hereda de generación en generación

•  Texto: Francisco Rodríguez y Jesús Peña con información de Armando Ríos
•  Fotografías: Omar Saucedo y Héctor García
•  Gráficas y Mapas:
Salvador Barron Medina  •  Ilustración y Diseño: Edgardo Barrera  •  Video: Humberto Casas


Este reportaje forma parte del Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte, un proyecto del International Center for Journalists, en alianza con el Border Center for Journalists and Bloggers.

Privacy Preference Center